maridaje-fondo


Maridaje.

Definiremos Maridaje como la unión o combinación de comidas con bebidas. En el caso de analizar el maridaje con vinos, podemos destacar que el vino a barrer muy suavemente el deje gustativo de la comida, quedando un final de boca con la expresión del vino y predispuesta para un nuevo bocado.
Al probar la comida, esta debe armonizarse con el recuerdo del vino y muy suavemente dejar en boca la sensación de la comida. Al producirse esto de forma armónica y suave estamos hablando de un maridaje perfecto.
Existen los llamados Maridaje para Combinación, Maridaje para Contraste y Maridaje Regional.

maridaje 01

Recomendaciones.

maridaje 05
maridaje 06

Podemos pensar el maridaje mediante:
La pieza principal de la comida (pasta seca, pasta rellena, carne roja, carne blanca, pescado, etc.
Forma y punto de cocción (a las brasas, al horno, a la plancha, al vapor, jugoso, cocido, etc)
Salsas, si los hubiera, la intensidad de la misma condiciona el maridaje.


Guarnición
Para cualquiera de estos componentes de la cocina puede variar la recomendación de maridaje con vinos.
Debemos evitar la combinación de vinos potentes y robustos con platos con abundante contenido especiado o picantes, ya que los sabores tienden a competir entre sí y no llegan a un equilibrio.
Cuando la ocasión requiere preparaciones extremadamente aromáticas o muy condimentados, nos inclinaremos más hacia los vinos ligeros.
Nunca debemos combinar vinos con cítricos. La acidez propia de este tipo de frutas elimina absolutamente el equilibrio gustativo de cualquier vino.
Cuando de dulces se trata, no es recomendable elegir vinos espumantes secos tipo Nature, Brut o Extra Brut. Será mejor optar por los del tipo Semi-Sec o Dulce.
Estos son algunos consejos para comprender aún más las forma de armonizar aromas, texturas y sabores a la hora de elegir nuestro menú.


maridaje 02
maridaje 07
maridaje 04

En síntesis.
El maridaje puede mejorar enormemente la experiencia de degustar un plato, no sólo en las más elegantes recetas de libros gourmet, sino que también en el día a día con cualquier tipo de comida. Seguro ya has notado la diferencia que produce acompañar una comida con una bebida o con otra, ya que al elegir la bebida que mejor ya estás haciéndolo. Claro que, hacerlo de forma consciente y comprendiendo los sabores que utilizas, la experiencia es diferente y puedes elegir mejor y, en consecuencia, conseguir una experiencia más agradable al paladar.




by:Tendenciaweb

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información